Objetivos … ¿Para qué?

“Lo que no se define no se puede medir. Si no medimos, no se puede mejorar. Lo que no se mejora, se degrada siempre.”
Bienvenido a una nueva entrada del blog de Atlas Consultora. Hoy nos proponemos comentarte qué son, para qué sirven y compartir algunas de las mejores prácticas a la hora de trabajar con objetivos.

Objetivos: Qué y Cómo

Los KPIs (key performance indicators, indicadores clave de performance o, simplemente, indicadores) son valores medibles que nos hablan acerca de qué tan bien está funcionando cierto aspecto de un negocio. El seleccionar los indicadores adecuados dependerá de la industria, contexto y nuestro interés particular por las distintas partes del negocio.

Estos objetivos se pueden plantear a distintos plazos, donde por ejemplo tendremos un objetivo de venta trimestral, el cual se puede desagregar en objetivos mensuales o quincenales, y en distintos niveles de agregación. Por ejemplo, un mismo indicador de ventas global, se puede desagregar en línea de productos (sector o unidad de negocios) y por vendedor (persona).

Objetivos: Por qué/Para qué


La práctica y múltiples investigaciones plantean que el uso de objetivos aporta múltiples ventajas a la gestión de un negocio, entre las que se encuentran.

Foco y enfoque

Al definir y consensuar objetivos se definen qué aspectos se miden y cuáles no, estableciendo prioridades para guiar el desarrollo del negocio. A su vez, se ha investigado que el comprometerse a un objetivo mejora la performance de los individuos.

Motivación

“Desafiante pero asequible” es la frase de referencia al fijar objetivos. Estudios demuestran que un nivel de exigencia justo, ni muy bajo que no motive ni muy alto que produzca frustración, mejora los resultados obtenidos.

Medir avance

La tercera de las grandes ventajas es que el trabajo con objetivos involucra medir generalmente múltiples veces una variable de interés para el negocio. Esto nos permite responder continuamente si estamos siendo efectivos y eficientes con las acciones tomadas, y facilitar la detección temprana de imprevistos.

Buenas prácticas

Objetivos SMART

La sigla SMART, inteligente, nos habla de ciertas características o preguntas que deberemos hacernos para garantizar que nuestro objetivo esté bien definido.

-eSpecífico

Busca responder a las preguntas qué, quién y cómo. Pasar de “quiero vender más” a “quiero vender 15 unidades adicionales del producto A”.

-Medible

¿Puedo medirlo objetivamente? Cómo puedo saber si alcance mi objetivo o no? Se priorizarán objetivos cuantitativos sobre cualitativos.

-Alcanzable

¿Es mi objetivo realista pero desafiante? Lo he realizado en el pasado? Cuánto tiempo llevó en el pasado?

-Relevante

Está el objetivo conectado con los objetivos y la dirección general del negocio?

-Tiempo definido

¿Cuándo deberé alcanzar mi objetivo? Cuándo y cómo voy a chequear el nivel de avance del mismo?

Rutina de revisión

Una vez definido el objetivo a partir de los lineamientos anteriores, uno de los aspectos clave para garantizar su cumplimiento es garantizar hitos de revisión con cierta periodicidad para analizar el nivel de avance al momento con respecto a lo planificado, y de ser necesario tomar acciones correctivas para poder alcanzar las metas previstas. Así, si estamos por atrás de lo planificado podremos hacer ajustes, por ejemplo en cuanto al alcance (definir tareas o aspectos prioritarios), costo (asignar mayores recursos), u otros.

La rutina de revisión es de vital importancia para detectar en forma temprana posibles problemas o desvíos y poner manos a la obra lo antes posible.


Revisión y ajuste: “Ningún plan sobrevive el contacto con el enemigo”

Los valores de referencia definidos en la etapa de fijación de objetivos no deberían ser números estáticos, sino puntos de partida sobre los cuales poder mejorar en múltiples ciclos de planificación y revisión. De esta forma por ejemplo, se podrán modificar las prioridades de distintos aspectos de un mismo producto conforme se crea conveniente.

Así termina nuestro artículo conectado a los objetivos en un contexto empresarial. ¿Aplicás o aplicaste objetivos en tu organización o vida personal alguna vez? ¿Te parece una herramienta útil? Contactanos para saber más acerca de la gestión por objetivos.


Si querés saber más sobre Atlas visita la sección Nuestros Servicios.Seguinos en Redes sociales en linkedinfacebook instagram y compartí la nota.

 

Escrito por:
Gustavo Pensa
Consultor en Operaciones y Procesos


 

Suscribite a nuestro Blog: