Mapa del flujo de valor – VSM: Qué es y cómo se construye

¡Aprende cómo utilizar el mapa del flujo de valor para optimizar tu negocio!

Bienvenidos a una nueva publicación de nuestro blog. Hoy nos proponemos desarrollar qué es, para qué sirve y compartir las principales etapas necesarias para implementar la metodología VSM (Mapa del flujo de valor).

VSM – Qué es y Cómo se utiliza

El Value Stream Mapping, o mapa de flujo de valor, es una herramienta del repertorio Lean útil para entender, gestionar y mejorar el flujo de materiales e información en una organización. Este enfoque busca representar a través de ciertos símbolos estándar los elementos e interacciones entre elementos de la operación, necesarios para entregar un producto o servicio al cliente.

Mapa del flujo de valor

Así, con esta herramienta, podremos representar el estado actual de las actividades y proponer alternativas de estados futuros a fin de optimizarlas, para luego llevar las mismas a la práctica.

Por qué y para qué utilizar el mapa del flujo de valor

Entre los principales beneficios de la aplicación de VSM se encuentra la posibilidad de identificar desperdicios y actividades de no valor agregado en nuestro proceso para buscar minimizar y eliminar los mismos.

Adicionalmente, el VSM funciona como una herramienta de comunicación para lograr alcanzar consenso sobre qué aspectos priorizar entre distintos sectores o áreas involucradas, poniendo foco en la perspectiva del Valor Agregado al cliente.

Pasos en la implementación de Mapa del flujo de valor

Entre las etapas principales del Mapa del flujo de valor podemos incluir:

Identificar producto/s o servicio/s de interés

El primer paso será seleccionar el producto o conjunto de productos, de alto impacto en el negocio, en el que enfocaremos el análisis. Al realizar esto, tener en cuenta que el tamaño del equipo y recursos asociados estarán directamente vinculados a la escala del análisis.

Obtener aprobación de sponsor, líderes y recursos necesarios

Una vez obtenida la aprobación del proyecto, será clave la conformación del equipo que llevará a cabo el mismo el cual deberá poseer un correcto dominio de la herramienta VSM.

Identificar el problema desde la perspectiva del cliente


¿Calidad? ¿Costo? ¿Tiempo de entrega? En esta etapa deberemos clarificar cuál o cuáles son los atributos que el cliente valora y la prioridad de los mismos.

Definir el alcance

¿Existen etapas críticas en el proceso? ¿Existen indicios que sugieren que cierta actividad está generando inconvenientes? De hallarlas podremos priorizar el análisis de dichos pasos y/o ahondar sobre los aspectos más relevantes.

Realizar primera versión del VSM del estado actual

Una vez definido el alcance, comenzaremos nuestro diagrama VSM a partir de recorrer el las etapas que atraviesa el producto de comienzo a fin con espíritu inquisitivo en base a la realidad observada. Muchas veces la diferencia entre el es y el deber ser, así como diferencias entre el flujo normal y excepcional, del proceso dan lugar a detectar oportunidades de mejora en el mismo.

Recolectar información clave

En esta instancia reuniremos todos los datos relevantes de nuestras operaciones. Entre los aspectos de interés a recolectar tendremos: inventarios entre etapas, tiempos de procesamiento, esperas, tiempos inactivos, tránsitos, colaboradores involucrados, capacidades de equipos y tiempos disponibles de equipos, por mencionar algunos.

Analizar mapa actual

¿Cuáles son los desperdicios más importantes del proceso en la actualidad desde la perspectiva del cliente? ¿Cuáles son las principales fuentes de demora? ¿Dónde se concentran los defectos de calidad? ¿Existen transportes o movimientos innecesarios o que podrían reducirse? ¿Cuál es el cuello de botella? ¿Existen stocks excesivos?

Proponer nuevos mapas

En esta etapa se buscará consensuar acerca de la mejor forma de proveer valor al cliente. El proceso de alcanzar el consenso también tiene la utilidad de detectar restricciones o limitaciones potenciales de cierto estado futuro de operación, a la vez que estimula el compromiso de los miembros involucrados con los cambios a implementar.

Implementar nuevos mapas

El último paso, será planificar la implementación y poner manos a la obra, por ejemplo a través de la metodología PDCA

De esta forma finaliza nuestra publicación hacerca de VSM. Aplicas o aplicaste alguna vez esta herramienta u otras para identificar oportunidades de mejora en tu organización? Te interesa que desarrollemos alguno de los puntos del artículo con mayor profundidad? Contanos cuáles son los temas que te gustaría conocer más en detalle en futuras publicaciones.


Si querés saber más sobre Atlas visita la sección Nuestros Servicios. Seguinos en Redes sociales en linkedinfacebook instagram y compartí la nota.

 

Escrito por:
Gustavo Pensa
Consultor en Operaciones y Procesos


 

Suscribite a nuestro Blog: