Cómo mejorar la calidad de tus productos o servicios

Bienvenido a una nueva entrada del blog de Atlas Consultora. En este articulo desarrollaremos la importancia de mejorar la calidad no solo de los productos sino también de los servicios. Abordaremos la gestión de la calidad, que junto a producir lo justo y necesario permitirá sostener la excelencia operativa (son los pilares de la estructura).

Mejorar la calidad como camino hacia la productividad

En la nota de la semana pasada abordamos el tema cómo las PYME pueden mejorar su competitividad en un contexto de crisis desplegando un sistema integral de producción.

Dentro de la estrategia para integrar el modo de pensamiento de dicha metodología y la actitud comportamental, destacamos como aspecto fundamental tener una base sólida de management y actitudinal (las bases de la imagen de la casa).



Mejorar la calidad: ¿Por qué debemos hacer calidad?



Cuando un cliente nos compra un producto o servicio no desea encontrar sorpresas (fallas, faltantes, errores o equivocaciones). Es por esto que decimos que la calidad debe hacerse en cada operación productiva. Para eso debemos respetar lo que llamamos el proceso “paso a paso”, esto quiere decir que cada integrante de la cadena de valor (o de la línea de producción) debe estar atento a:

1. No recibir ninguna pieza defectuosa.
2. No generar una pieza defectuosa.
3. No pasar una pieza defectuosa.

Nuestro modus operandi debe obligar a que cualquier defecto sea anunciado y corregido en el mismo momento y lugar en que es detectado.

Mejorar la calidad

“Mejorar la calidad es hacer las cosas bien desde el principio”

En otras palabras, podríamos decir que la base para construir y producir la calidad está en el autocontrol. Pero, ¿cómo integramos el autocontrol con el resto de las buenas prácticas referidas a hacer calidad?


El primer y fundamental eslabón de la calidad es el trabajo al estándar en el puesto operativo. El estándar es un documento que describe paso a paso el mejor know how (saber hacer) de cada puesto de trabajo para realizar una tarea.

El estándar de trabajo como piedra angular

Para garantizar el respeto del estándar debemos verificar el cumplimiento del estándar frecuentemente. Esto requiere tomar el estándar, revisarlo y compararlo con las actividades que hace un colaborador en condiciones normales en una jornada laboral. Allí se debe verificar que el estándar es cumplido y, caso contrario, se debe analizar por qué.

Del análisis puede surgir que el estándar ha evolucionado gracias a mejoras en el proceso (y el documento estaba desactualizado), que el operador no estaba correctamente capacitado o que la línea no estaba trabajando en condiciones normales (roturas de máquinas, ausentismos, etc).
El segundo eslabón se basa en avisar de manera inmediata la aparición de defectos y anomalías. Bajo este escenario, lo primero que se debe verificar es que ninguna pieza defectuosa haya llegado al próximo puesto de trabajo.

El análisis de las causa raíces

En caso que este defecto no pueda ser corregido en el momento o vuelva a aparecer, debemos formar un equipo de trabajo interdisciplinario (equipos de producción, mantenimiento, supervisores, áreas técnicas y otros, dependiendo de la naturaleza del problema) que deberá brindar una solución provisoria/paliativa, y luego analizar y resolver el problema de forma definitiva en el plazo más corto posible.

De forma simultánea, y para asegurar el abastecimiento de piezas buenas, debemos implementar puntos de control de calidad, usualmente al final de los módulos productivos, donde se efectúan controles unitarios sobre un conjunto de operaciones realizadas en puestos anteriores. El objetivo de estos puestos de control es reforzar temporalmente los controles asociados a un problema puntual, y pueden existir a lo largo de todo el proceso. Además, será necesario auditar a los controladores, para asegurar que dicho trabajo se realice correctamente.

mejorar la calidad

Cabe destacar que estos puntos de control no pueden ser implementados de manera indefinida, sino que deben desaparecer cuando se comprueba que el problema ha sido solucionado: la calidad debe ser creada, no controlada.

“Si no fabricás un producto de calidad a la primera, todo lo que tenés al final es un montón de errores”

Todo el conjunto de fases, actividades y buenas prácticas descriptas, si bien importantes en sí mismas, no son suficientes para alcanzar nuestro objetivo de calidad. Siempre debemos recordar que sin el AUTOCONTROL en cada puesto, construir la calidad es imposible.

mejorar la calidad

“Calidad significa hacer lo correcto cuando nadie está mirando.”

Aquí terminamos con esta entrada sobre la gestión de la calidad dentro un sistema integrado de producción. En la próxima semana abordaremos los temas relacionados a la producción de lo justo y necesario (Just in time).

¿Estás buscando implementar o mejorar tu sistema de gestión de la calidad? ¿Querés que desarrollemos un poco más algunas de las herramientas que nombramos en este post? ¡Déjanos tus comentarios! Para nosotros es muy importante entender cuáles son los temas que más te interesan, para enfocarnos en publicar contenido que te agregue valor.


Si querés saber más sobre Atlas visita la sección Nuestros Servicios. Seguinos en Redes sociales en linkedinfacebook instagram y compartí la nota.

 

Escrito por:
Federico Cristofani
Consultor en Operaciones y Procesos


 

Suscribite a nuestro Blog: